A ler, no El País de hoje, um relato impressionante:

«Un caso estremecedor de aniquilamiento de una familia de gente progresista, de artistas. Entre 1976 y 1978, los militares de la tétrica dictadura argentina persiguierion, secuestraron, torturaron y asesinaron a Héctor Germán Oesterheld – el fantástico guionista de El eternauta, un personaje que creó escuela y ya es todo un clásico del cómic – y sus cuatro hijas. El eternauta fue su gran creación premonitoria del horror.»

  
«Se sabe que en la Nochebuena de 1977, sus captores le dejaron cinco minutos de visión, sin capucha, que saludó uno por uno a sus compañeros de cautiverio y que cantó con un joven detenido-desaparecido la canción
Fiesta de Joan Manuel Serrat

«Se acabó la fiesta»

Anúncios